Puntos que probablemente no estás considerando para hacer tu CV

En muchas ocasiones no importa qué experiencia laboral tengas o cuánto sepas, si tu currículum no muestra adecuadamente tus logros, las posibilidades para conseguir una entrevista de trabajo se van a reducir. Considerando que buscar una nueva oportunidad laboral es un proceso integral que conlleva no solo tener un buen CV, sino muchos elementos más, pero debemos tener en cuenta que los especialistas de Reclutamiento no te conocen y eres lo que está escrito, de ahí la gran importancia que tengas uno que esté hecho como quieres que te conozcan, tu carta de presentación. A continuación te comparto algunos puntos que debes considerar y pueden ayudarte a mejorar tu CV que probablemente no estás considerando, en lo personal me han ayudado y también a diversos profesionistas que los han puesto en práctica, a través de los procesos que hemos vivido en conjunto. 1) Si no te ha funcionado el CV que tienes, es momento de cambiarlo. No te aferres a seguir utilizando el mismo. ¿Cuánto tiempo llevas utilizando la misma versión y no has conseguido las entrevistas que esperabas? Si esto te está pasando es un indicador de que debes actuar y comenzar a trabajar en una nueva versión. 2) El hacer un CV lleva tiempo, es necesario invertir el tiempo que sea necesario para hacerlo. Para llegar a una buena versión de Currículum, te llevará invertir más tiempo del que tienes planeado, por lo menos te tomará hacer 5 versiones como mínimo, este número no es una regla o norma, tu podrás determinarlas hasta que te sientas cómodo y confiado de ella. Una recomendación es que leas por lo menos 10 publicaciones que encuentres del puesto que estás buscando, las analices y veas a detalle, esto te ayudará a actualizarte en lenguaje y palabras de manera general y podrás utilizarlas en tu CV, claro, adecuarlas a tu experiencia. Partiendo de ahí te ayudará a tener un marco general para comenzar con la redacción correspondiente. 3) Busca retroalimentación de otras personas de tu CV No es suficiente que lo hayas revisado cientos de veces, puedes caer en lo que conocemos como ceguera de taller, es decir, que ya no ves los errores y tu solo te convences que es la mejor versión, cuando en realidad hay cosas que mejorar. Es recomendable que se lo des a familiares y amigos para que te den una retroalimentación, para que escuches si lo que estás poniendo realmente refleja lo que quieres comunicar. Lo mejor es dárselo a alguien que tenga o se desempeñe en un puesto con mayor responsabilidad al que estás aspirando o a algún especialista de Reclutamiento. 4) Enfócate en tus logros no en tus funciones Pero ¿Cuál es la diferencia entre logros y funciones? Una función es simplemente lo que has hecho, por ejemplo “responder las preguntas de los clientes y atender los teléfonos”, Un logro por otro lado, es lo bien que hiciste y mejoraste a través de hacer una función : “Aumente los niveles de satisfacción del cliente en un 20% debido a la mejora en el proceso de atención del cliente”. Si te enfocas en tus logros te ayudará a distinguirte de los demás solicitantes, siendo reflejo de cómo contribuyes a través de las funciones que realizas. 5) Aprende qué son los sistemas ATS y cómo se utilizan para los procesos de reclutamiento Los ATS, conocidos así por que sus siglas en inglés: “Applicant Tracking System”, son los sistemas que se utilizan en diversas empresas para poder filtrar y ordenar los currículums que reciben a las vacantes que publican, se basan en palabras clave, las cuales vienen de las descripciones de puesto de las posiciones que están buscando. Estas palabras claves las podrás encontrar en el descriptivo de la vacante a la cual estás aplicando, por lo que es muy importante que agregues en tu CV algunas de las palabras que utilizan en la misma publicación. 6) Flexibilidad y adecuación. Quien determina lo que se necesita en las organizaciones para cubrir una posición, son los que la están buscando, no tú. Por esta razón, debes de tener la suficiente flexibilidad, para mostrar y reflejar en la redacción que tu experiencia y conocimientos cubrirá la necesidad que tienen. De ahí la importancia de adecuarlo, ajustando las palabras y dando más importancia a logros y habilidades específicas que te estén solicitando. Esto no quiere decir que pongas cosas que no seas o no sepas hacer, al contrario centrarte en tus fortalezas para enfatizar cuando las requieran, esto te dará posibilidades de avanzar en el proceso. 7) Contrata a un especialista. Lo mismo que sucede con tu contabilidad, que en muchas ocasiones decides hacerlo tu mismo, pero en otras decides tener a un especialista que lo haga y te de recomendaciones, lo mismo sucede con la redacción de tu CV, por supuesto que tu lo puedes hacer, mejor dicho, tu lo tienes que hacerlo, pero es recomendable que alguien experto en el tema con la experiencia necesario, lo revise y te ayude. En resumen: Hacer y tener un buen CV, lleva tiempo, trabajo, esfuerzo y dedicación, solo eres tú quien lo puede lograr. Recuerda que buscar trabajo es un proceso integral, donde el CV es una pieza clave, pero debes trabajar también en paralelo en construir tus redes, capacitarte, etc. Prepárate y capacítate para poder lograrlo, hay muchos cursos/talleres que imparten especialistas para que lo puedas hacer, muchos de ellos de manera gratuita. Lo que te recomiendo es que verifiques la experiencia que tiene en el tema, las posiciones que ha tenido y si cuenta con los conocimientos necesarios para ayudarte. Hoy en día puedes encontrar muchos que están dispuestos a ayudarte, aquí mismo en linkedin o en diversas plataformas dónde ofrecen sus servicios y trabajan por proyecto, como en Mueve y Emprende, ahí también los podrás encontrar. No te desesperes, recuerda que es un proceso que implica tiempo, debes ser paciente y constante para lograr tu objetivo. Recuerda empezar a hacer cosas diferentes a las que has venido haciendo y no te han funcionado.

Puntos que probablemente no estás considerando para hacer tu CV