Colaboración, libertad y creatividad para crear ambientes auténticos y humanos.

“Máscaras/Mascarillas” cuando leemos estás palabras inmediatamente lo relacionamos con el tema de “Prevención de Virus” o “No contagiarse” y son términos que seguramente has utilizado en algún momento durante los últimos 2 años. ¿Anhelas estar sin mascarilla y poder interactuar sin tenerla que usar como lo hacíamos hace algunos años? Es muy probable, que cuando estemos en un entorno en que nos sintamos seguros, lo recomienden las autoridades de salud y sepamos que no es necesario utilizarlas, muy probablemente lo haremos. Ahora bien, … ¿Te imaginas, si esto lo aplicamos en la empresa y en nuestra cultura organizacional? Y los líderes fomenten un ambiente en el cual los colaboradores y sus equipos, puedan ser transparentes, demostrar sus valores y actuar conforme a estos, en un entorno que se los permita ser ellos mismo y que no tengan que usar Máscaras. Pero … ¿Cómo podemos hacer esto posible? Nicolás Cartier, Chief Executive Officer, de Mérieux, nuestro invitado en Mueve y Emprende, considera que los líderes y empresarios, tienen una gran responsabilidad de construir entornos positivos de trabajo, para tener un mejor futuro, donde su actuar juega un papel fundamental para crear este impacto en sus colaboradores, en sus familias y la sociedad, centrándose en la parte humana. Está mentalidad dará como resultardo alcanzar las metas que las orgnanizaciones buscan, creando el entorno ideal para lograrlo. Como nos menciona Nicolás: “Un negocio no solo se trata de ganar participación en el mercado, generar utilidades o hacer crecer los negocios, sino de tener un impacto positivo en la comunidad.” Para lograrlo, nos comparte, es empezar por nosotros mismos, no podemos fomentar el humanismo o buscar el bienestar de nuestros equipos y colaboradores sin tener este punto de partida. Debemos hacer un ejercicio de reflexión para reconocer y aterrizar: ¿Cómo está impactando lo que hago a las personas de mi alrededor? ¿Dónde estamos y porqué estamos haciendo lo que estamos haciendo? o simplemente ¿Cuál es nuestro propósito?, partir de estás preguntas, son la base para activarnos y alcanzar lo que queremos. Desde el inicio de su carrera ha tenido este aprendizaje, y lo ha llevado acabo desde sus comienzos como profesionista, tiempo en que solo tenía un sueño: “conocer el mundo”; el cual no sabía exactamente como lo iba a hacer, pero tuvo la fortuna de recibir una oferta para trabajar en una organización que lo invitó a colaborar en Asía, donde pasó varios años de su vida. Aunque está oportunidad la encontró por casualidad, le permitió participar en una empresa que buscaba un balance entre lo social y lo económico. A través de sus años como profesionista, ha podido aprender tanto de líderes positivos y como de negativos, lo cual lo ha marcado y ha tenido una gran relevancia, reconociendo que esto le ayudó a crecer con una visión más humana, permitiéndole centrarse en las personas, creando vínculos reales y verdaderos, que hoy es pieza fundamental de su actuar profesional y personal. Los líderes positivos, como los define, son los que nos inspiran, tienen una visión estratégica y la capacidad de tomar decisiones difíciles, y por el otro lado la capacidad de vincularse y relacionarse con la gente; una relación verdadera. Este tipo líderes te retan, ponen frente a ti tus propios errores, contradicciones personales, te ayudan a mejorar diciéndote la verdad, aunque la mayoría de las veces no te gusta escuchar lo que te dicen, siempre y cuando lo que te digan, sea con un buen espíritu, con la idea de hacerte crecer y no jalarte para abajo, A muchos de nosotros, en alguna ocasión, nos ha tocado un líder negativo, que no nos gusta por su forma de manejar a su gente, y al vivir con un líder que hace daño a su equipo, te das cuenta de la responsabilidad que tienes como líder, ya que puedes hacer un poco de bien pero mucho más de manera negativa. Cuando vivió una situación similar, nos comparte que lo sobrellevo gracias a su equipo “La energía que viene de tu equipo, es la más importante y clave para el lograr de tus metas”, la energía que no tienes de tu líder, puede ser generada por tu propio equipo, es mucho más importante y fuerte que la de arriba. De igual manera nos recomienda que cuando pasemos por una situación parecida, podemos hacerle frente si nos unimos con nuestros pares, quienes pueden generar un frente común de unión para lograr terminar y salir de esta situación. Uno de los retos que ha sido más difícil para el, fue entender que aunque las personas de su equipo den excelentes resultados de negocio, pero sus valores no van de acuerdo a la mentalidad que buscamos y no se centren en la parte humana, es muy importante tomar la decisión de separarlos de nuestros equipos, aunque nos cueste trabajo hacerlo, debemos comprender que al final, los que tienen buenas bases y valores de acuerdo a lo que buscamos, su actuar los hará sacar adelante sus objetivos comprometidos. Para finalizar nos recomienda: · Encontrar y desarrollar el gusto por nuestro trabajo y por colaborar con nuestros equipos, esto te genera energía positiva, ganas de trabajar, debemos encontrar el ¿cómo? pasarla bien y disfrutarlo. · Desarrollar vínculos verdaderos y sólidos con nuestros colaboradores que nos permitan crecer en conjunto. Si eres líder y quieres desarrollar una estrategia para fomentar el bienestar en tu organización, donde las personas no utilicen máscaras para esconder su yo verdadero y poner al ser humano en el centro, es fundamental empezar contigo mismo.

Colaboración, libertad y creatividad para crear ambientes auténticos y humanos.