Recupérate, aprende, ajusta y sigue adelante

Superar los obstáculos, aprender de los fracasos y ser una persona resiliente te llevará a conseguir lo que estás buscando: resiste, recupérate, avanza y continua, descriptivo que vemos por lo general en las historias y vida de los emprendedores. ¿Cuántos problemas y adversidades enfrentamos a través de nuestra vida? ¿Y cuántas veces descubrimos y aprendemos cosas nuevas a través de ellos? Como decía Henry Ford: “Cuándo todo parezca ir contra ti, recuerda que el avión despega contra el viento, no a favor de él” … podemos aprender y lograr cosas muy grandes a través de las adversidades, despertando nuestra creatividad, junto con la determinación que tengamos de querer lograr las metas que nos proponemos. Este es el caso de Santiago Canal, nuestro emprendedor invitado en Mueve y Emprende, quien a través del cierre y fracaso de una de sus empresas, decidió tomar la adversidad que vivió como fuente de aprendizaje para salir adelante, ajustar, cambiar y hacer las cosas lo mejor posible. Imagínate tener una planta andando, con la venta de tu producto asegurado cada mes, comprado puntualmente por tu único cliente y que te comunique que está en quiebra y no puede continuar comprándote … ¿Qué harías? ¿Cómo enfrentarías esta situación? La historia de Santiago comienza en sus prácticas profesionales cursando la carrera de gastronomía, donde descubre su pasión por emprender su propio negocio, haciendo lo que le gustaba: cocinar. En la cocina de sus padres y con sus propios recursos comienza a hornear pasteles, cupcakes, entre otras cosas, para su circulo primario: familiares y amigos. Viendo que esto le dió buenos resultados y con el afán de crecer, comienza a participar en diferentes eventos y ferias donde llega a mas personas, consiguiendo nuevos clientes, como grandes cadenas de hoteles y restaurantes. Con este crecimiento, decide lanzarse y abrir su propia planta donde realiza la producción a gran escala para atender la demanda que ya había conseguido de sus productos. Recibe la propuesta de uno de sus clientes para maquilar y producir Granola, asegurándole la compra total de su producción, por lo que decide aceptar el proyecto. Todo iba muy bien, pero después de un tiempo, recibe la noticia por parte de su cliente que había caído en bancarrota, lo que lleva a Santiago a estar en la misma situación, ya que era su único cliente. Con toda una planta y personas trabajando, logra con sus ahorros, salir adelante por unos meses, pero la situación que enfrentó fue muy complicada. Tenía dos camino: cerrar por completo o buscar la forma de seguir adelante. Santiago, decide tomar el más difícil: continuar, aprender e innovar. “Con esto que viví, decidí continuar para lo que reestructuré toda la empresa. Tuve que ir tocando puerta por puerta, buscando gente que quisiera invertir en mi proyecto. Toqué como 100 puertas y quedaron 5 a quien les vendí el 45% de mi negocio, pagué algunas deudas y entre todos trabajamos para crear “Granoleando”, es un snack saludable de bajo costo, en un empaque de mani de 30 gramos” nos comenta Santiago. Para él, cuando las personas se frustran con algo, en muchas ocasiones lo abandona, ya que no está pudiendo manejar esa frustración, pero tiene que ser al contrario, tienes que buscar cómo superarlo y salir adelante; no dejar las cosas sin terminar. Siendo resiliente, encontró la forma de recuperarse de ese gran golpe que sufrió por la quiebra que sufrió, se repuso, innovó y continúo el negocio. El siguiente reto que enfrento, fue el aprender a vender su producto, ya que lo ofrecía, y solo recibía “No” te lo compro como respuesta. Estos “Nos” decidió transformarlos en aprendizaje e investigación de su mercado, para encontrar como lograr el “Sí”. Después de varios meses, consigue entrar a grandes cadenas de supermercados. Ya con su producto adentro, se encuentra con otro nuevo reto, ¿cómo hacer para que el consumidor final compre su producto? Para esto comienza a aprender de marketing, campañas en redes sociales, etc.. “Una cosa es entrar y otra es mantenerse … ya estábamos en algunos retails, a nivel nacional en todo Colombia, con bastantes clientes, y se presenta otro reto, como hacer el consumidor final compre mi producto, si hay tantos productos parecidos. Por lo que junto con mi equipo comenzamos a trabajar en Marketing para lograrlo” Cada etapa que ha superado Santiago, durante su carrera como emprendedor, la define como un semestre más en esta carrera, la cual nunca termina, ya que cada día aprendes cosas nuevas y te enfrentas a retos nuevos y diferentes. Hoy en día la operación de Granoliando, está estable y en constante crecimiento, con miras a conseguir un posicionamiento mayor tanto en el mercado de Colombia como en Latinoamérica. Las recomendaciones que nos da Santiago son: Aprende cada día de lo que vas viviendo a través de tu proyecto. Enamórate de tu proyecto para que te de energía todos los días y puedas superar los obstáculos y frustraciones que se te presenten. Ten socios, que compartan y tengan la misma visión de emprendedor que tu tienes, ya que ellos serán como tu familia, y tendrán que acompañarte en los momentos buenos y malos. Considera tu emprendimiento como un bebé, que irá caminando y se caerá en ocasiones, pero siempre seguirá desarrollándose a través de tu trabajo y esfuerzo. Por último nos comparte: “Emprender es una motivación muy grande, es una alegría y al mismo tiempo es muy complicado, no es como los libros lo dicen. Emprender no te va a volver millonario en pocos días, tienes que aprender diariamente, motivarte, conocer a gente para que se sume a tu proyecto, volverte una comunidad. La suma de todo lo anterior esto es lo que hace el éxito del emprendimiento. “ Escucha y descubre muchas cosas más que nos comparte Santiago aquí: Spotify: https://lnkd.in/gpDu86J Itunes : https://lnkd.in/gJXB46j Google:https://lnkd.in/g-vQY2b Imágenes: Adhemas Batista, Designer & Artist, Los Angeles, CA, USA

Recupérate, aprende, ajusta y sigue adelante