Buscar

¡Se me pasó rapidísimo!, ¡Se me fue volando¡ … frases que escuchamos en repetidas ocasiones

¡Se me pasó rapidísimo!, ¡Se me fue volando¡ … frases que escuchamos en repetidas ocasiones a nuestros alrededor.


Lo que es un hecho es que hoy estamos a solo unos días por terminar el 2021, donde si bien continuamos con algunos de los privilegios que nos dejó la pandemia, al mismo tiempo nos recuerdan los grandes momentos de incertidumbre que nos trajo.


Seguramente pasaron por tu cabeza algunos pensamientos como: ¿Nos quedaremos sin despensa? ¿Habrá desabasto? ¿Me quedaré sin trabajo? ¿Cuándo se reactivará mi negocio? ¿Se detendrá el proyecto en el que estoy participando? ¿ Y si me contagio o se contagia alguien de mi familia? o por el contrario pensaste: ahora hay gran demanda de cubrebocas, ¿Cómo los consigo para venderlos y distribuirlos? ¿Cómo se elabora el gel sanitizante, lo podré hacer para ofrecerlo? ¿Qué puedo ofrecer a mis clientes y/o equipos para ayudarlos a travesar lo que estamos pasando y que sea de ayuda para ellos?, ¿Qué puedo hacer nuevo y diferente para ayudar, dar respuesta y aprovechar la situación de manera positiva?...


Podríamos continuar enlistando un sin número de no solo preguntas sino también respuestas que pasaron por nuestra cabeza durante este periodo. Ahora bien, cuando recuerdas esos momentos parece que “apenas fue el día ayer” cuando lo estabas pensando, ¿correcto? … llegando a “El tiempo pasa volando”.


Me puse a investigar al respecto y me encontré que ya no es solo una frase, sino un hecho que algunos científicos han comprobado que el tiempo, en relojes atómicos que llevan registro de los días a niveles de milisegundos, reportan que está pasando más rápido ahora que en ningún otro momento durante los últimos 50 años. ¿El motivo? La rotación de la tierra se ha acelerado, como lo señala Graham Jones, una de las mayores autoridades en este tema.


Parecería que un milisegundo no hace la gran diferencia, pero es probable que seamos del selecto grupo de personas que “ queremos hacer más cosas” de las horas que tenemos disponibles para cumplir todos los compromisos que adquirimos y nos lleva a dar como: ¡No me dio tiempo!, ¡No pude llegar¡, etc.


Lo que si podría ser una respuesta para el “ No me da tiempo para.. “ y que te comparto desde mi experiencia es:

“ Cuando quieres hacer algo, te organizas y haces rendir tu tiempo al máximo para hacer lo que te propongas y hacer lo que te verdaderamente quieres hacer”.

He tenido la oportunidad de platicar a través de mi carrera profesional, y ahora compartirlo en Mueve y Emprende, con diversos profesionistas que como tu y como yo luchan y trabajan cada día para alcanzar sus metas, que más allá de no tener tiempo, por el contrario se organizan de diversas maneras para alcanzar sus objetivos dando respuesta al : ¿Cómo le hizo para ..? y que tenemos el privilegio de que nos compartan el ¿Cómo le podemos hacer ..? desde su experiencia para alcanzar los resultados que han logrado.


Concluyendo, podemos aprovechar el cierre del año para organizarnos y aclarar nuestras metas, para que tengamos un inicio claro y bien definido, donde entre otras cosas, de donde queremos y debemos poner nuestro tiempo para aprovecharlo de la mejor manera.

4 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo