Buscar

¡Se cayeron las redes! … pues entonces, ¡Regresa a lo básico!

Una de las primeras cosas que piensas cuando no te llegan mensajes, es : ¡Ya no funciona mi teléfono!, pasando por tu cabeza como respuesta: ¡Sabía que lo ya lo tenía que cambiar!

Claro, el sentimiento cambia cuando ves y escuchas que la gente a tu alrededor tiene el mismo problema.

¿Qué pasa? ¿Por qué no nos llegan los mensajes en WhatsApp? ¿Por qué no puedo abrir mi Facebook y ver mi Instagram?

Te comienza a invadir un sentimiento de desesperación por sentirse incomunicado, por no decir, “bloqueado”.

Y si acostumbras comunicarte por estos medios, especialmente por mensajes de WhatsApp , en situaciones como:

  • Tener que llegar a una dirección y necesitas que te compartan una ubicación

  • Avisar que estás retrasado en una reunión

  • No tener la liga actualizada para una videoconferencia

  • Responder preguntas a tus clientes de tu negocio, chat box, ecommerce

  • Entrevistas con candidatos

Y cómo las anteriores, podríamos describir muchas situaciones por las que pasamos por esta caída, en el entendido que sabemos que la tecnología puede fallar en cualquier momento.

En lo personal, se me complicaron varios temas de trabajo, ya que debo admitir que, WhatsApp es una de las herramientas que hemos adoptado para realizarlo.

Probablemente, pasaste por algo similar o ser una de las personas que no te afecto, pero si pensamos ahora en la parte personal, ¿Cómo te fue en este aspecto?, ¿Cuántos mensajes dejaste de mandar como: ¡Ya llegué!, ¡Que tengas un buen día!, ¡Nos vemos en la noche!, ¡Estoy en una videoconferencia al rato te marco ! …. Doctor, me siento mal, ¿Qué puedo tomar ?, ¡No llego a tiempo, el tráfico está terrible!., etc.

Pero, ¿Cómo llegamos a esta dependencia ?


¿Cómo es que el pasado 4 de octubre , cuando casi todo un día se cayó WhatsApp y otras redes sociales, probablemente tu rutina sufrió algún cambio, no solo en tu trabajo sino también en tu comunicación personal ?


Una de las notas referente a este día que llamó mi atención es qué en Estados Unidos no les afectó tanto, ya que según datos de Pew Research Center, menos del 20% de usuarios estadounidense utilizan WhatsApp para comunicarse, esto debido a que cuando se empezaron a utilizar los mensajes de texto , estaban incluidos en sus planes tarifarios sin costo, caso contrario a lo que sucedió en México donde solían vender paquetes con cierto límite de número de mensajes y teníamos que pagar extra por ellos.

Lo anterior nos llevó a los mexicanos y muchos latinoamericanos a optar por WhatsApp que nos daba la posibilidad de una comunicación ilimitada a través de su plataforma.

De acuerdo a una encuesta que compartí en LinkedIn, para conocer el sentimiento general por lo que estábamos pasando, la cual contestaron más de 1100 profesionistas, reflejo que para la mayoría no les afectó, pero para muchos otros representó y los llevó a “Usar medios tradicionales” , o cómo bien solemos decir :

¡Regresar a los básicos!

No nos damos cuenta de la dependencia que tenemos de las cosas hasta que fallan, hasta que se caen o dejan de funcionar, sumando a que por utilizar la tecnología en ocasiones se nos olvida el “elemento humano”, como es una llamada telefónica, que el simple hecho de escuchar al otro, puede cambiar radicalmente el sentido de nuestra comunicación.


Ha sido muy interesante leer los comentarios que tuvo la encuesta que compartí, algunos llevaban a la reflexión o sugerían alternativas diferentes para continuar con nuestras actividades, que tenemos a la mano y no utilizamos.

Si aterrizamos lo que vivimos por este evento y recogemos de manera general lo que nos dejó, encontramos cosas que, reitero ya sabemos pero que se nos olvidan, como son:

  • Es importante tener siempre un plan B

  • Enfocarte a las tareas que tienes que sacar y no distraerte con los mensajes

  • Ten a la mano otras herramientas que puedan utilizar para sustituir las que normalmente utilizas, como puede ser los mensajes de Gmail, etc.

  • Una llamada telefónica, es un excelente medio de conexión que te puede ayudar a solucionar temas que muy probablemente por mensaje te tomarían más tiempo.

Busquemos dar un toque más "humano a nuestras tareas, a nuestro trabajo, nuestros proyectos, regresemos a los básicos", como las llamadas telefónicas para fomentarlo, claro, aprovechar el avance de la tecnología, pero definitivamente el equilibrio y combinación entre ambas, nos podría ayudar a que sean mejores, si le damos el toque humano.

¿Estás de Acuerdo?

1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo