Buscar

¿Qué te dejó el temblor?

Los que hemos vivido un temblor en México en lugares como Ciudad de México, donde en ocasiones se sienten muy fuertes, sabemos lo que implica escuchar :

¡Está temblando!

Por lo general experimentamos: Nervios, Inquietud, Temblor en las piernas y todo el cuerpo, Sudor, etc, y mientras está sucediendo escuchas a alguien decir:


¿Ya terminó? ¿Ya no está temblando? esperando: “Si ya se terminó”, lo que te permite tomar tu teléfono y empezar a contactar a tus seres queridos para preguntar “¿Estás bien?"... anhelando el esperado : ¡Si todos bien!


Desgraciadamente las experiencias que hemos tenido a través de los terremotos de 1985 y los más recientes del 2017, ambos ocurriendo en la misma fecha pero con más de 30 años de diferencia, nos han dejado grandes aprendizajes que revivimos cada vez que nos sacude un temblor.


Tal cual nos sacude, nos mueve el tapete, nos desequilibra. No sé donde estabas ayer o que estabas haciendo en ese momento, pero te aseguro que lo dejaste de hacer de manera inmediata, buscando un lugar seguro o tal vez fuiste de los afortunados que no lo sentiste.


De aquí la reflexión que quiero compartir contigo:

  • Hay cosas que no puedes controlar que te llevan a detener por completo lo que estas haciendo, cambiar tu rumbo.

  • Tienes que estar preparado y alerta para saber reaccionar para situaciones inesperadas.

  • Tu familia y verdaderos amigos son el centro que te lleva a regresar a tu equilibrio cuando sabes que están bien, empiezas a respirar más tranquilo.

  • Recibes mensajes de personas que se preocupan por ti, que no están en tu país o que no sabías de ellos hace mucho tiempo.

¿Te imaginas? .. Si aprovecháramos al máximo todos los días los puntos anteriores sin necesitar que pase un temblor o un situación inesperada que lleven a:

  • Recordar lo que verdaderamente importa.

  • Estar preparados para lo inesperado …

  • Trabajar en comunidades colaborativas que sumen la fuerza de todos.

  • Capacidad de resiliencia, saber que las cosas pueden cambiar y que de alguna manera te recuperarás y seguirás adelante.

  • Insistir hasta que logres tu objetivo, en este caso por ejemplo comunicarte con tus familiares hasta lograrlo, así te lleve estar mucho tiempo intentándolo.

Todo lo anterior, más un sin número de cosas que podríamos enlistar de acuerdo a las experiencias personales de cada uno para llevarlo y aplicarlo en alguna situación concreta en la que te encuentres como: la búsqueda de ese trabajo en la que te encuentras, en el bache de tu emprendimiento, en la nueva responsabilidad que te dieron en tu oficina, en la espera de alguna venta con un cliente, etc…


Entonces ... ¿Qué te dejo a ti el temblor de ayer?


Síguenos y participa en Mueve y Emprende

3 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo